top of page

Apariccio es un fotógrafo conocido por sus retratos llamativos e íntimos y su lenguaje visual rico en romance y tranquilidad asociados con la pintura clásica. Imbuye a sus sujetos con una sensación de serenidad y poder. Su uso de la luz, el color y la textura transforma sus fotografías de moda en composiciones de encanto atemporal.

Nacido en 1969 en Madrid, el interés de Apariccio por la luz comenzó a una edad temprana dibujando retratos a lápiz de grafito, técnica que aprendió de su padre y lo que lo llevó a modelar un cuarto oscuro en su cabeza.

 

Comenzó su carrera profesional en 2012 con encargos de fotografía de producto e interiorismo, pero pronto cambió su enfoque a la moda y el retrato. Después de un período de nutrirse con iconos del lenguaje audiovisual, como Vittorio Storaro, Roberto Perpignani, Natasha Braier, Manuel Alberto Claro, Nicolas Bolduc, Gil Betman, Javier Vallhonrat, John Strasbergh, Víctor Erice, Apariccio comenzó a realizar sus propios editoriales de moda.

 

Caracterizado por fotografías suaves, con su mirada siempre puesta sobre el arte y el cine, su trabajo a menudo presenta figuras envueltas en sombras y fotografiadas con especial cuidado para acentuar los rasgos faciales y los tejidos.

 

La fotografía es más una escucha que una palabra. ”Siempre trato de escuchar el silencio”, ha dicho apariccio. “Saludas, sonríes, tienes miedo, se acaban las palabras y poco a poco el silencio... hasta que te queda algo puro”.

1/1
bottom of page